IMÁGENES POR ELECTROLUMINISCENCIA

Las imágenes por electroluminiscencia se aprovecha de la recombinación interbanda radiativa de los portadores de carga excitada en las células solares. Para la investigación de electroluminiscencia, el módulo funciona como una luz emitiendo diodos y la radiación emitida, debido a efectos de la recombinación, puede detectarse con una cámara sensible Si-CCDs. Para las imágenes por electroluminiscencia, las células solares se suministran, a través de los contactos de metal, con una corriente de excitación externa definida mientras la cámara toma una imagen de los fotones emitidos a una longitud de onda >850 nm. Puesto que la electroluminiscencia es una fuente de luz débil, se necesita un ambiente oscuro para disminuir el ruido de fondo durante la medición. Las áreas dañadas del módulo solar aparecen oscuras o brillan menos las áreas que están bien. Las imágenes por electroluminiscencia pueden usarse para detectar una multitud de defectos en las células solares de silicio cristalino. Además, la técnica por electroluminiscencia ofrece imágenes con una alta resolución que permiten percibir detalles más pequeños que por imagen por infrarrojos, que serían imperceptibles para el ojo, como:

- Microrroturas.

- Contactos defectuosos.

- Cortes eléctricos.

- Contactos rotos.

- Fragmentos de células rotas.

- Áreas de células separadas eléctricamente.

- Límites de vetas.

- Fallos de cristalización en el material de la célula.

 

La imagen de abajo muestra diferentes defectos en un módulo de silicio policristalino, como:

- Una grieta grande en más de 10 células (1).

- Una grieta pequeña en más de 3 células (2).

- Partes de células inactivas (3).

- Impurezas dentro de las células (4).

- Partes de las células aisladas del embarrado por microrrotura (5).

- Marca de la rejilla del horno de sinterización (6).